Recommended if You Like
Depeche Mode The Cure U2

Genres You Will Love
Electronic: Dance Pop: Pop Underground Rock: Rock en Español Rock: 80's Rock Pop: 90's Pop

By Location
Spain

Links
Página Oficial de la Banda Elko Página Oficial en Twitter de la Banda Elko Página Oficial en Facebook de la Banda Elko Sell your music everywhere

Elko

HISTORIA DE UN REENCUENTRO - (BIOGRAFÍA DE ELKO)

Bengi (Barcelona, 1974) y Jaime (Bilbao, 1974) coincidieron por primera vez en 1981, cuando el destino quiso que fueran a la misma clase de segundo de primaria, en el Liceo Francés de Barcelona. Tenían siete años, y aquellos niños ya conectaron entre ellos, movidos por un temperamento apasionado que les llevaba a pasar tardes enteras entregados a la práctica del baloncesto. Entre canastas, paseos y charlas infantiles se fue tejiendo una amistad que dura ya más de treinta años.

Tras una estancia de cuatro años en Palma de Mallorca, Jaime volvió al Liceo Francés con quince años, y los dos amigos vivieron el primer reencuentro. De nuevo conectaron, más incluso que la primera vez, y emprendieron juntos la aventura más alucinante de la adolescencia: la fundación de un grupo de rock. Desde el minuto cero asumieron juntos el liderazgo de The Mystic Hope, una banda de cuatro miembros consagrados en cuerpo y alma a la música de calidad. Ensayaban diez horas a la semana, versionando temas con objeto de mejorar, y componiendo mucho con objeto de forjarse una personalidad propia. Escuchaban sin cesar música independiente anglosajona, siempre abiertos a nuevas ideas y nuevos sonidos. Sin embargo, tenían verdadera predilección por una tríada de grupos que marcaron a sangre y fuego su temperamento musical: U2, The Cure y Cocteau Twins. Pura adrenalina de los mejores ochenta. La voz de Jaime y la guitarra de Bengi conocieron una progresión acelerada que duró dos años de impresionante plenitud, dos años en los que ensayaron, compusieron, tocaron en directo y grabaron una maqueta.

Pero la fatalidad los alcanzó de lleno, y tuvieron que cortar en seco la aventura musical, a la edad de diecisiete años y con una espina clavada en el corazón. Problemas personales y familiares fueron la causa de tan dolorosa interrupción. Y con ella, la herida de un sueño inalcanzable. La vida separó los caminos de ambos amigos, pero no consiguió reprimir su vena creativa. Tras una etapa de estudios universitarios de gran exigencia, cada uno volcó su energía en dos direcciones bien concretas.

Bengi comprendió muy pronto la inconmensurable proyección de internet, y se lanzó a una carrera de empresario en la red que lo llevó a fundar y dirigir varias empresas online con todo lo que ello implica de tenacidad y trabajo. En paralelo a su actividad profesional, Bengi fundó una familia. Está casado y es padre de tres hijos. Su familia lo es todo para él.

Jaime, por su parte, se adentró en un camino de búsqueda espiritual intensa. Desde la adolescencia experimentaba a menudo el vacío de una existencia sin sentido, la existencia materialista del mundo contemporáneo, y ese viaje iniciático lo condujo por fin hasta las puertas de un monasterio en el sur de Francia. Durante ocho años, entre los veintidós y los treinta años, fue monje cristiano, y abrazó de lleno la austeridad contemplativa de una vida de estudio y oración. Pero tuvo que dejarlo, pues su salud delicada y quebradiza no le permitió aguantar la rudeza de la vida monástica por más tiempo. Al aterrizar en la vida civil, se vio obligado a ganarse la vida como intérprete y profesor. Encontró en la creación literaria una válvula de escape a su inquietud espiritual, con la fortuna de que Alfaguara Juvenil le ha publicado dos novelas: Paloma (2010) y El patio de los círculos (2013).

Hasta que una noche de marzo de 2012, Bengi lo llamó al móvil. Y sus caminos se volvieron a cruzar. Después de dos horas de conversación encendida, con el corazón en llamas y la locura del momento, los dos amigos decidieron sacarse la espina del pasado, tras veintiún años de inactividad musical. Y el segundo reencuentro tuvo lugar. La química volvió a funcionar. La ecuación perfecta: un empresario extremadamente trabajador, eficiente y realista, y un antiguo monje con el corazón en la luna y el alma hipersensible. Juntos de nuevo para llevar a cabo el proyecto más imposible que se pueda concebir: componer, interpretar, ensayar y grabar un disco de rock de la mejor manera posible. En un estudio de grabación de Barcelona, con profesionales de la música y una excelente producción. Jaime en Palma viajando entre semana a Barcelona por la tarde para no perder horas de clase. Bengi gestionando con esfuerzo infinito la multitud de hilos que tejen esta historia. Ambos robando, arañando y secuestrando horas al trabajo, al descanso y a la vida diaria para componer y grabar en un año un disco de rock a las puertas de los cuarenta. Una locura. Con una marea de dificultades en cada esquina, a cada paso del largo proceso, como para recordar a todos los implicados que nada es sencillo cuando se trata de cumplir un sueño inalcanzable. Pero el tren no pasa dos veces, y tanto Jaime como Bengi sabían que la vida no les brindaría otra oportunidad para cicatrizar aquella herida abierta en plena adolescencia.

Esfera Privada, el primer disco de Elko, es un milagro. Y como un milagro se tiene que escuchar. Desde el interior. Desde dentro.

Gracias.

Read more...