Recommended if You Like
Jorge Drexler Kevin Johansen Natalia Lafourcade

Genres You Will Love
Jazz: World Fusion Moods: Mood: Brooding World: South American

By Location
Venezuela

Links
Página oficial de José Delgado

José Delgado

José Delgado, ha demostrado sobre todo ser un inconforme en el escenario. Quizá fuera algo de la época, el caraqueño nace en 1980 y bien se sabe que fue una década difícil para el país. Sin embargo, ni la devaluación del bolívar, ni las protestas sociales, ni siquiera el Viernes Negro prepararon suficientemente a su padre para el momento en que descubrió que uno de sus atesorados cassettes, había sido regrabado por su hijo para dejarle a cambio onomatopeyas y sonidos de animales.
La culpa no era solo suya. El padre colaboró activamente con la actitud de su hijo al armar parrandas acompañado de un cuatro o una guitarra cuando volvía del trabajo, un día sí y el otro también. De esta forma, José Delgado se nutrió del reportorio venezolano que forma parte de su inspiración desde temprana edad.
O tal vez habría que culpar a la abuela, quien en su niñez lo despertaba y lo dormía diariamente con el sonido de la radio, en una cocina en la que en realidad lo que se preparaba era un merengue sonoro en el que se mezclaban los boleros con los tangos, la cumbia con el vals peruano.
El rock and roll, el jazz y la salsa llegarían en la adolescencia, porque también había que rebelarse frente a lo que escuchaban los mayores. Durante este periodo no perdió la oportunidad de atormentar a un amigo con guitarra para que tocase mientras él daba rienda suelta a sus facultades de compositor, solo la impaciencia de aquel lo obligó a dedicar parte de su compulsiva energía creativa a incluir la guitarra a la lista de instrumentos ejecutables, de la que ya formaban parte el cuatro y la mandolina.
Todo esto ha cimentado lo que es la característica principal de la música en José Delgado, la insatisfacción con los géneros rígidos, la fusión constante y un trabajo cuidado con obsesión que no se riñe con ciertas dotes para la improvisación, que se expresan tanto en sus canciones como sobre el escenario y que adquirió en su paso juvenil por las tablas, de donde también surgieron muchas de las canciones que harían parte de su primer álbum, La Ventana (2005).
En su opera prima, José Delgado ofrece una perspectiva particular en la que combina su preocupación social con la música venezolana y en la que podemos encontrar canciones como “Divorcio balanceado”, en la que con su tono irreverente manda “pa’ la tubería” a la ONU, la guerra y la codicia petrolera de ciertas naciones.
Tres años después aparece Canciones y poemas (2008), disco de sonido artesanal en el que se demuestra su afición por la poesía (Ramón Palomares, Vicente Gerbasi, Victor Valera Mora) y en el que de vez en cuando nos regala lo que ha sido su sello distintivo desde la infancia: las onomatopeyas y otras travesuras vocales.
El disco A Pedal y Bomba (2010), es de un marcado sonido urbano en el que se mezclan sin timidez el jazz, la malagueña, el tambor con la misma naturalidad que en la cocina de su niñez. Canciones como “Aquí te esperamos” y “Se empinan la botella” son muestra de la hibridez que caracteriza este trabajo. De características similares es Rueda Libre (2012), en que se mantiene el sonido ecléctico reflejado en canciones como la propia “Rueda Libre” (fusión de tambores y jazz) o “Liberen a Prometeo” (joropo tuyero).
En el intermedio proyectos como “Producciones A Pedal y Bomba” (2010), plataforma para la producción independiente y el programa radial “Se nos cae la escalera” (2013-2015), espacio alternativo que con su ambiente distendido ha permitido mostrar un rostro variado y fresco de la música actual. Así como la realización de los videos musicales de “Aquí te esperamos” (2010) y “Liberen a Prometeo” (2012) de gran factura técnica y conceptual.
Llegamos así a Algo (2016), que se caracteriza por el tiempo invertido en un meticuloso cuidado musical y de revisión de las letras. Disco de encuentros cautivadores como el sostenido con el músico merideño Edwin Arellano, quien aportó su magia particular en toda la obra y de forma destacada al ejecutar en ritmo de gipsy jazz la guitarra y el contrabajo en la introductoria “Cuando todo vuelva al centro”, o con la encantadora cantautora colombiana Marta Gómez quien inspiró y acompañó “Si me miras tú” con su maravillosa voz. Sin embargo, también deja espacio para los desencuentros, como el narrado en la melancólica “Cuestión de segundos”.
Algo es el último disco de una inquieta propuesta musical, retrato fiel de todo lo que preocupa y divierte a su autor, inconforme empedernido, que ya nos ha obsequiado un magnífico trabajo audiovisual de presentación #Algo (2015), lleno de encantadoras anécdotas y que no es más que una invitación a disfrutar de toda la energía que despliega cuando está en el escenario.

Read more...