Liliana Herrero | Canción Sobre Canción

Go To Artist Page

Recommended if You Like
Fito Páez Mercedes Sosa Teresa Parodi

More Artists From
Argentina

Other Genres You Will Love
Rock: Rock en Español World: Folklore Moods: Solo Female Artist
Sell your music everywhere
There are no items in your wishlist.

Canción Sobre Canción

by Liliana Herrero

Catorceavo álbum de Liliana Herrero, "Canción Sobre Canción", dedicado enteramente a la obra de Fito Páez.
Genre: Rock: Rock en Español
Release Date: 

We'll ship when it's back in stock

Order now and we'll ship when it's back in stock, or enter your email below to be notified when it's back in stock.
Continue Shopping
available for download only
Share to Google +1

To listen to tracks you will need to update your browser to a recent version.

  Song Share Time Download
clip
1. Giros
4:23 album only
clip
2. Mariposa Tecknicolor (feat. Fernando Cabrera)
3:50 album only
clip
3. Del Sesenta y Tres
4:20 album only
clip
4. Carabelas Nada
4:01 album only
clip
5. Dejarlas Partir
2:47 album only
clip
6. Tatuaje Falso
3:07 album only
clip
7. Tres Agujas
4:27 album only
clip
8. Ambar Violeta
3:20 album only
clip
9. Instant-Taneas
3:15 album only
clip
10. Abre (feat. Gustavo Cortés & Sig Ragga)
3:08 album only
clip
11. D.L.G.
5:14 album only
Downloads are available as MP3-320 files.

ABOUT THIS ALBUM


Album Notes
Liliana Herrero
Canción Sobre Canción (2019)

Giros
Mariposa Tecknicolor / invitado: Fernando Cabrera
Del Sesenta y Tres
Carabelas Nada
Dejarlas Partir / para rita y lino
Tatuaje Falso
Tres Agujas
Ambar Violeta
Instant-Taneas
Abre / invitado: Gustavo Cortés de Sig Ragga
DLG / yapa

Fito Páez es el poeta de una lírica circular, que bien podría ser sucintamente enlazada a la expresión giros. El giro, lo que gira, lo giratorio. Lo que luego exigirá, en una vuelta última y no por feliz, menos contrita, juntar los lazos que buscan reconocer sus puntas desatadas. Dos fuerzas se contraponen, lo que no puede dejar de dar vueltas y lo que no deja de buscar la parte perdida del otro cordón. En medio de esas rotaciones incesantes, se suceden distintos momentos, desde la instantánea hasta la enumeración de imágenes que se suceden al borde del camino. Todas sus canciones están bañadas de delicadas profecías, creencias tratadas con suaves ironías idolátricas, lo que es el álbum propiciatorio de toda una generación que desde comienzos de la década del 80 pensó cómo redimir el mundo, pero con una atinada parodia del redentor mesiánico, ir solo por partes. Parte del aire, parte de la religión. En vez de mesías era un arlequín. Liliana Herrero cumplió a su vez su propio ciclo musical, como un hilo testimonial paralelo, que sostenido por una lejana amistad rosarina, vio que había llegado el momento de unir las puntas del mismo lazo. Consecuencia de ese deseo de conjunción, tomó un puñado de canciones de Fito para sacudirlas por dentro con una delicadeza que solo una larga fraternidad podría explicar. Junto a Pedro Rossi y Ariel Naón he visto cómo las han visitado, cómo se han introducido en el secreto de sus acordes y poesías. Liliana ha realizado esa interrogación inesperada porque siempre supo que las canciones de Fito están en estado de apertura, miran a lo que abre e inspiran la inquietud de los viandantes.

Horacio González, 2018

Giros
Sobre una idea de Pedro Rossi

Giros
Existe un cielo y un estado de coma
Cambia el entorno de persona en persona
Giros
Dar media vuelta y ver qué pasa allá afuera
No todo el mundo tiene primaveras

Flaco, dónde estás
Estoy imaginando otro lugar
Estoy juntando información
Estoy queriendo ser otro

Mi necesidad se va modificando con las demás
Así mi luna llega a vos
Así yo llego a tu luna

Giros. Todo da vuelta como una gran pelota
Todo da vuelta casi ni se nota
Ay, giros
Fotografías de distintos lugares
Fotográficamente tan distantes

Suena un bandoneón
Parece el de otro tipo pero soy yo
Que sigo caminando igual
Silbando un tango oxidado

Giros
Giros, giros, giros

Dar media vuelta y ver qué pasa allá afuera
Dar media vuelta y ver qué pasa
Dar media vuelta y ver qué pasa
Ay ver qué pasa
Dar media vuelta
Y ver

Ariel Naón: bajo
Mariano Agustoni: piano y teclado
Mariano Cantero: set de batería y percusión
Martín Pantyrer: clarinete bajo
Pedro Rossi: guitarra criolla

Mariposa Tecknicolor
Sobre una idea de Ariel Naón

Todas las mañanas que viví
Todas las calles donde me escondí
El encantamiento de un amor
El sacrificio de mis padres
Los zapatos de charol
Los domingos en el club
Salvo que Cristo sigue allí en la cruz
Las columnas de la catedral
Y la tribuna grita gol
El lunes por La Capital

Todos yiran y yiran
Todos bajo el sol
Se proyecta la vida
Mariposa tecknicolor

Vi sus caras de resignación
Los vi felices llenos de dolor
Ellas cocinaban el arroz
Él levantaba sus principios
De sutil emperador
Todo al fin se sucedió
Sólo que el tiempo no los esperó
La melancolía de morir en este mundo
Y de vivir sin una estúpida razón

Todos yiran y yiran
Todos bajo el sol
Se proyecta la vida
Mariposa tecknicolor
Cada vez que me miras
Cada sensación
Se proyecta la vida
Mariposa tecknicolor

Yo te conozco de antes
Desde antes del ayer
Yo te conozco de antes
Cuando me fui
No me alejé
Llevo la voz cantante
Llevo la luz del tren
Llevo un destino errante
Llevo tus marcas en mi piel
Y hoy solo te vuelvo a ver

Ariel Naón: bajo fretless
Mariano Agustoni: piano y teclado
Mariano Cantero: set de batería y percusión, coros
Martín Pantyrer: saxo soprano
Pedro Rossi: guitarra acústica
Fernando Cabrera: invitado

Del Sesenta y Tres
Sobre una idea de Pedro Rossi

Nací en el 63, con Kennedy a la cabeza
Una melodía en la nariz creo que hasta el aire estaba raro, mediaba marzo

El mundo me hizo crecer entre zanahoria y carnes
El 69 me encontró viendo a ese hombre en esa luna, televisada

Y vino el colegio y vino Vietnam
Los yanquis juraban amar el napalm
Jobim me dormía en la noche cuando todo era calma

Tocaba folklore, después rock and roll
Y ahí llegó Lennon hablando de amor
Qué pasa en la tierra que el cielo es cada vez más chico
Qué pasa en la tierra que el cielo es cada vez más chico

El barrio está igual que ayer
Voltearon la casa de al lado



Después empecé a fumar en cada rincón oscuro
Ya corría el 76, no se puede andar solo en la calle
Solo …

Hoy
Mataron a un hombre de pie en Nueva York
Comienza otra década a todo motor
El viento me toca la cara marca un cambio de rumbo
El viento me toca la cara marca un cambio de rumbo

Y así empecé el 83
Son casi veinte años de historia

El siglo se muere y no cambia más
Está agonizando en cualquier hospital


Llamemos al débil y al orador, al mozo al poeta
Al músico, al peón
Llamemos a todos los hombres que el banquete está listo
Llamemos a todos los hombres que el banquete está listo


El barrio está igual que ayer
Voltearon la casa de al lado

Ariel Naón: bajo fretless
Mariano Agustoni: teclado y piano
Mariano Cantero: set de batería y percusión
Pedro Rossi: guitarra acústica

Carabelas Nada
Sobre una idea de Ariel Naón

Chico Buarque tiene puestos
Los anteojos que dejé sobre un cuaderno con su rostro
Iluminando el cuarto, algo entrando en la mañana
Carabelas de la nada, carabelas nada

Chocan, se hacen trizas en el aire
Lo del tango es una idea que me toca aunque no quiera
Una chica sube a un taxi, Caballito, Buenos Aires
Muere un tipo en Mataderos, un balazo en un aguante

Y esto no deja de ser una canción
Desde el alma
Sol, que me calma

Hoy paré con la botella
Todos saben lo difícil que es zafarse de ella
Ella tiene un par de piernas más largas que vieras
Y hace que tu corazón parezca que aún siguiera

Tango que me hiciste mal
Y sin embargo te quiero, quiero sepultar
La vieron a tu vieja con un pan de hash
Vendiéndole a los negros en la calle Montparnasse

Y esto no deja de ser una canción
Desde el alma
Sol, que me calma

Sol …
Canción …

Carabelas de la nada …
Carabelas nada …
Carabelas de la nada …

Ariel Naón: bajo fretless
Mariano Agustoni: piano
Mariano Cantero: set de batería y percusión, voces
Martín Pantyrer: saxo soprano
Pedro Rossi: guitarra acústica y voces

Dejarlas Partir
para rita y lino

La moneda en la vida de Juan
Chico Buarque, los lentes, la estatua de sal
El suicida y su gato irreal
Lo que fue, lo que es, lo que ya no será

Si pudiera explicar, si pudiera explicar
Lo hice para quebrar, lo hice para quebrar
Lo hice para quebrarme a mí

Los espíritus de la ciudad
Donde nadie descansa, Narciso y el mar
Donde caen las almas, quizás
La Verónica, Ámbar, el último track

Si pudiera explicar, si pudiera explicar
Lo hice para quebrar, lo hice para quebrar
Lo hice para quebrarme a mí

Cada punta del lazo que une a la muerte y el cenit
Quiero dejarlas partir, creo que viven en mí…

La ilusión de una calle al final
Y después del amor nunca nada es igual
No podía dejarlo pasar
Todo lo que hemos hecho fue para quebrar …

Lo hice para quebrar, lo hice para quebrar
Lo hice para quebrarme a mí

Pedro Rossi: guitarra acústica y voces

Tatuaje Falso
Sobre una idea de Ariel Naón

Napoleón
Y su tremendamente emperatriz
Los Schoklender, Noy y sus ojos
Y un animal que está aprendiendo a sangrar

Beben más
Y pasarán
Al cuarto de salida

Ay, maldición
Lo que perdemos lo volvemos a amar
Rita baila en Rosario Norte
Y los muchachos quieren verla bailar

Para qué
Salir de aquí …

Y el mundo se esfuma
Y este amor no es de verdad
Siguen comiendo la luna
Los presos en Alcatraz

Tatuaje falso
Tatuaje falso

Los presos

Ariel Naón: bajo fretless
Mariano Agustoni: piano y teclado
Mariano Cantero: batería
Martín Pantyrer: clarinete bajo
Pedro Rossi: guitarra acústica

Tres Agujas
Sobre una idea de Pedro Rossi

Los barcos viajan de país en país
La luna no siempre es la misma
Y vos te vas a ir, solo en la habitación
Mi canción es un antídoto liviano

Es algo así como cansarse de todo
Todo sigue dando vueltas
Estoy abriéndome, estoy cansándome
Mi nación no tiene cruces ni banderas

No es que no te crea
Es que las cosas han cambiado un poco
Es mi corazón quien decide entre el mar y la arena
Necesito verte antes que sea demasiado tarde
Casi son las tres, tres agujas tengo en la cabeza

No, creo que nunca es tarde
Una válvula de escape
Se transforma en un acorde
No, es que ya no quiero más nadar en piletas



Una cuerda es una bala
El amor, un ejercicio
Una iglesia es como un circo
No, es que ya no quiero más nadar en piletas

Están partiendo el mundo por la mitad
Están quemándose las velas
Están usándome, están riéndose
Y mi canción es un antídoto liviano

Quiero vivir aquí, mas quiero cambiar
Cambiar para sentirme vivo
Y te daré una flor, están riéndose
Oh mi amor, estoy tranquilo pero herido

Tranquilo pero herido
Y mi canción es un antídoto liviano
Tranquilo pero herido
Tranquilo pero herido

Ariel Naón: contrabajo
Federico Siksnys: bandoneón
Mariano Agustoni: piano
Mariano Cantero: set de batería y percusión
Pedro Rossi: guitarra criolla

Ambar Violeta
Sobre una idea de Ariel Naón

Rayos de sol a la hora del sol
Ella estaba en cualquiera
En cualquier estación
Esperando una fatalidad o un llamado del cielo

Siente un mareo de baja presión
Por lo menos le queda ese poco de humor
¿Para qué? Si uno pasa buscando
Y perdiendo certezas

Sólo cuando se va
Sólo cuando no está en esto, amor
Le hace bien meterse en su laberinto, carrusel
Le hace bien

Nada está aquí ni mejor ni peor
Solamente sus ojos cambian de color
A una hora del día
Se tiñen de un ambar violeta

Nadie lo sabe ni nadie la vio
Ahora tiene un gran cuerno bajo el corazón
Y se escapa de todos los hombres
Que quieren tenerla

Sólo cuando se va
Sólo cuando no está en esto, amor
Le hace bien meterse en su laberinto, carrusel
Ay le hace bien

Ariel Naón: contrabajo
Federico Siksnys: bandoneón

Instant-Taneas
Sobre una idea de Pedro Rossi

Instan táneas de la calle
Veo una separación, un choque,
Un estallido, una universidad

Vi ven haciendo las paces
Hay un chico que se escapa
Un toro, una señora, un cielo, un capitán

Y yo sigo con vos
Sabés
Se hace difícil seguir anclado
Aquí sin tu amor,
Sin tu amor


Instantáneas de la calle
Hay dos tipos en la esquina
Uno hace una seña, el otro que se va

Ha ce frío en Buenos Aires
Música en los automóviles
Caen del walkman gotas de humedad

Y yo sigo con vos
Sabés
Se hace difícil seguir anclado
Aquí sin tu amor,
Sin tu amor

Ya sé, siempre soy yo
Andar siempre buscando
Y siempre volviendo a tu corazón
A tu corazón

Y pienso que estamos al borde
Al borde de un cielo sin sol
Después no hay retorno ni tiempo …
Mi amor …

Ariel Naón: contrabajo y cello
Federico Siksnys: bandoneón
Mariano Agustoni: teclado
Mariano Cantero: set de batería y percusión
Martín Pantyrer: clarinete bajo
Pedro Rossi: guitarra acústica

Abre
Sobre una idea de Pedro Rossi

Abre el mundo ante tus pies
Abre todo sin querer
Abre el zen, la vanidad
Abre la profundidad

Abren sexos en tu piel
Abren cofres si querés
Abre el fuego si cantás
Abre el mundo una vez más

Abre el roce y el amor
Se abren paso entre tú y yo
Abre el miedo y el dolor
Abrís todo y entro yo

Abre un cuerpo se abre el sol
Abre dar también perdón
Abre verse en realidad
Abre gritar de verdad

Abre el rito de la fe
Abre el riesgo de perder
Se abre solo mi ataúd
Abre el plexo en una cruz

Abre drogas, abre amar
Abre besos, abre andar
Abre hablar, abre callar
Abre el pulso del lugar

Abre hacer e imaginar
Abre nunca interpretar
Abre toda sensación
Abre música y color

Abre el fin de la razón
Abre el cielo y el terror
Abre un poco de piedad
Abre toda inmensidad

Se abre el mundo ante tus pies
Abre todo sin querer
Abre al fin la vanidad
Abre el mundo una vez más

Ariel Naón: contrabajo
Mariano Agustoni: piano
Mariano Cantero: set de batería y percusión
Martín Pantyrer: clarinete bajo
Pedro Rossi: guitarra criolla y voces
Gustavo Cortés (Sig Ragga): invitado

D.L.G.

Y se abrirá todo el cielo
No será un día normal
Después de todo,
Todo llega siempre de algún modo
Día de resurrección
Negro animal de trabajo
Clama la luna por vos
Hijo cansado
Todo llega siempre de algún modo
Cargas con todo el dolor
Y será, será un fuego, un pantallazo
Un rayo luz conmovedor
Una tormenta
Una música infinita
Y será será un fuego, un pantallazo
Un rayo luz conmovedor
Una tormenta
Una música infinita
Apocalipsis de abajo
No será un día normal
Fiesta en la calle
Todo llega siempre de algún modo
Las profecías se dan

Mariano Agustoni: piano
Voz de Milagro Sala

Producción Artística
Ariel Naón, Pedro Rossi y Liliana Herrero con la colaboración de todos los músicos participantes: Federico Siksnys, Mariano Agustoni, Mariano Cantero y Martín Pantyrer

Invitados: Fernando Cabrera y Gustavo Cortés (Sig Ragga)

Grabado, mezclado y masterizado entre septiembre y octubre de 2018. Todas las canciones son de Fito Páez. Liliana Herrero canta en todos los temas.

Producción ejecutiva
Carlos Villalba, Maru Isla, Nahuel Carfi

Estudio de grabación y mezcla: Estudio Doctor F.
Ingeniero de grabación y mezcla: Florencio Justo
Asistente: Agustín Silberleib
Estudio de masterización: Nómade Mix
Masterización: Ing. Ariel Lavigna
Directora de arte y fotos: Nora Lezano
Diseño gráfico: Flor Ravitti
Prensa: Guillermo Pintos & Cecilia Gamboa
Sello discográfico: Elefante en la Habitación!
Productor fonográfico: Nahuel Carfi

Agradecimientos
Fito Páez, Alejandro Avalis, Guadalupe Rodriguez, Nora Lezano, Majo Malvares, Seba Miquel, Delfina Arias, Guillermo Peñalves, Martín Grosman, Ignacio Varchausky, Florencio Justo, Fernando Arca, Gandhi, Esteban Nicodemo (Ninja), Marcelo Durazzo, Gustavo Chenu. Dos agradecimientos especialísimos; el primero a Carlos Villalba, amigo atento siempre a todos mis desvelos que también son los suyos; y el segundo, a todas las personas que aceptaron el llamado a la financiación colectiva de este disco.

Canción Sobre Canción fue realizado gracias a la generosa contribución del público que asistió al concierto del 9 de agosto de 2018 en la Sala Caras y Caretas 2037.

©℗ 2019 Elefante en la Habitación!

Read more...

Reviews


to write a review