Pablo Canalís | Night Chants

Go To Artist Page

Recommended if You Like
Cyro Baptista & Airto Moreira Hermeto Pascoal Jorge Reyes & Antonio Zepeda

More Artists From
Spain

Other Genres You Will Love
World: World Fusion New Age: Shamanic Moods: Type: Soundtrack
Sell your music everywhere
There are no items in your wishlist.

Night Chants

by Pablo Canalís

Imaginary folklore, shamanic music and colorful fusion of ancestral sounds
Genre: World: World Fusion
Release Date: 

We'll ship when it's back in stock

Order now and we'll ship when it's back in stock, or enter your email below to be notified when it's back in stock.
Continue Shopping
available for download only
Share to Google +1

To listen to tracks you will need to update your browser to a recent version.

  Song Share Time Download
clip
1. Muritai
0:57 $0.99
clip
2. El Misterio de Nazca
3:05 $0.99
clip
3. The Gordian Knot
3:07 $0.99
clip
4. Kambô
2:07 $0.99
clip
5. Kukulkán
3:00 $0.99
clip
6. Shugendō
2:23 $0.99
clip
7. Ecm
1:57 $0.99
clip
8. Nightchant
3:51 $0.99
clip
9. The Hunting Song
2:11 $0.99
clip
10. El Espejo Que Humea
4:40 $0.99
clip
11. Corroboree
1:36 $0.99
clip
12. Makani o Ka’uhane
2:06 $0.99
clip
13. The Forest People
3:35 $0.99
clip
14. Hlas Vetra
2:06 $0.99
clip
15. The Flight of the Fractal Bird
4:04 $0.99
clip
16. Agua
2:00 $0.99
clip
17. Solaris
6:42 $0.99
Downloads are available as MP3-320 files.

ABOUT THIS ALBUM


Album Notes
“Night Chants” bebe de fuentes muy diversas. La más evidente quizá sea la música chamánica. En su estado primigenio, los grupos de cazadores-recolectores usan el sonido de un modo particular, buscando la conexión emocional más profunda con el entorno, valiéndose de la evocación de timbres naturales y precisos (animales totémicos, fenómenos atmosféricos, paisajes sonoros), así como de la mímica del movimiento, la danza. El chamán crea con ellos un espacio-tiempo sagrado por el que desplazarse y viajar a voluntad, su puente hacia el mundo de los espíritus. Algunos preparados psicoactivos también son de ayuda. La instrumentación que propicia el viaje, ese vuelo chamánico, además de la voz y sonidos corporales, incluiría un amplísimo repertorio de sonajeros y sonajas, tambores, flautas y otros instrumentos primarios, cuyo origen se remonta a los albores mismos de la humanidad. Su tañido cíclico permite al chamán cruzar hacia el otro lado, como si cabalgara una montura cósmica, hacia el mundo de las revelaciones, la visión profética y las curaciones milagrosas... Son estos instrumentos los que hacen posible el viaje de retorno al Espíritu creador. Los mismos que suenan en “Night Chants”.
Otra fuente sutil de “Night Chants” es la magia empática, de la que irradian múltiples alusiones a los cuatro elementos de la naturaleza. Las melodías se ejecutan mediante flautas o la misma voz humana: el aliento, AIRE. En ocasiones, éste actúa sin intermediarios, evocando un fenómeno natural donde es protagonista: un viento huracanado, una brisa suave o, incluso, un hálito del más allá.
El AGUA, por su parte, se nos presenta en ambas versiones: a través del sonido concreto de ríos y mares, registrado in situ, pero también como instrumento de percusión propiamente dicho, ya sea de manera elemental o formando parte de otros, como en el “tambor de agua” (un recipiente de calabaza, lleno de líquido, sobre el que se coloca otra calabaza semiesférica, flotante y percutida).
El FUEGO se evoca literalmente en la pieza que da nombre al disco, “Night Chant”, sin olvidar su mediación en todos los instrumentos de fábrica cerámica, constituidos a su vez por TIERRA. Ésta última nos provee de multitud de semillas y objetos sonoros de manufactura somera, tan abundantes en “Night Chants”.
Esencial para el disco es también la influencia de la denominada “Música Precolombina” (con una dedicatoria especial a los mejicanos Antonio Zepeda y Jorge Reyes, que tanto me han inspirado). La “Música Precolombina” usa instrumentos de tipo prehispánico, de Sudamérica y Mesoamérica, muy varios, con predominio del viento y la percusión. En “Night Chants” desfila una abundante muestra, original de áreas tan dispares como la región amazónica, los Andes, la península del Yucatán o las zonas desérticas del Suroeste de Estados Unidos.
Con todo, “Night Chants” trasciende la demarcación geográfica: melodías, ritmos e instrumentos de los cinco continentes, inspirados tantas veces por grabaciones de campo (fuente preciosa que nos facilitan musicólogos y antropólogos -de fácil acceso, hoy-). África nos provee de idiófonos de hierro, además de la mayor parte de tambores membranófonos; Asia, de idiófonos de bronce e instrumentos “melódicos”; Oceanía, de melodías, generadores de ruido y flautas tan singulares como la nasal; Europa, además de instrumentos como la koncovka, de una cosmovisión y herencia musicales, evidentes en los arreglos y estructuras del disco.
Tampoco puedo olvidar el aporte de muchos otros géneros, sucediéndose -e incluso fusionándose- en algunos momentos de “Night Chants”: la música cinematográfica, el Reggae, la Salsa, el Flamenco, las músicas balcánicas...
Confieso que mi criterio de composición se basa en lo emocional, en el sonido mismo y sus propiedades. Me gusta descontextualizar instrumentos ligados a una tradición, fundir elementos y culturas muy distantes entre sí, crear algo nuevo y genuino... Un folclore imaginario, multicultural, intuitivo, poco o nada ortodoxo, pero muy respetuoso con los otros folclores, los más telúricos y tradicionales. Uso con frecuencia polirritmias, armonías abiertas, instrumentos sin afinación temperada (dejo que enriquezcan mi paleta de timbres y sensaciones, potenciando el efecto psicoacústico). Supongo que todo ello es una advertencia.
*Colaboran con su talento los siguientes músicos: Eduardo G. Salueña, Cyro Baptista, Jorge Rodríguez, Yuni Guerra, Fernando Arias, Carlos Laiz, Tony Cruz, José Luis Feijoo, Yolanda Alba, Thomas Carrol.
INVENTARIO DE LA INSTRUMENTACIÓN UTILIZADA EN EL DISCO
A continuación, adjuntamos una relación de todos los instrumentos utilizados en “Night Chants”, siguiendo la clasificación organológica de Sachs-Hornbostel (además de la instrumentación corporal y acuática).
1-IDIÓFONOS (cuerpo vibrante)
Sonajas y sonajeros de semillas, sonajas chamánicas de hojas, kayamba, caxixis, axatse, shekeré, chajchas, shaker, palo de lluvia, maracas de coco, cascabeles, tiger bells, cencerros, angklungs, kpokokpoko, raspador de hueso de camélido, quijada, rana-raspador, raspador de bambú, bilma, triángulo, devil chaser, cuenco cantor, tinghas, gongs (Chau, Feng, nepalí), rolmo, kyeezee, atoke, krin, teponaztli, log drum, arpa de boca, kalimba, chum mo, agogô de castanha, ayotl, balafón, tambor de agua, udu, cajón peruano, tubos wah, waterphone, flexatone, vibraslap, chapa de hierro, cymbals, wind chimes, bandeja con tenedores, hi-hat, temple blocks, hojas pisadas.
2-MEMBRANÓFONOS (membrana vibrante)
Talking drum (tama), darbuka, yembé, dunun (kenkeni, sangban y doundounba), tambor de Tanzania, congas (quinto y tumbadora), surdo, pandeiro “brasileño”, panderos, cuica, timbal Goliat, redoblante, tambor ceremonial Tang, tambor chamánico, waldteufel.
3-CORDÓFONOS (cuerda vibrante)
Cítara, taishokoto, charango.
4-AERÓFONOS (aire vibrante)
Silbato zoomorfo de cerámica (original maya), flauta de émbolo doble de tipo etrusco, flauta de émbolo simple precolombina, flauta doble maya, flautas globulares de cerámica, vasijas silbadoras, huaca, estatuilla sonora de la cultura Bahía (Ecuador), silbato de la muerte, flauta aguda Tezcatlipoca, antaras Nazca, flautas nativas americanas, silbato de hueso de águila, kuisi o gaita colombiana, owebi mataeebo, toyos, moxeño, flauta nasal (‘Ohe hano ihu), hindewhu, trompas de cuerno (gran kudú, carnero, búfalo de agua), putorino, wajarapuco, caracolas sopladas, didgeridoo, flauta triple experimental, flauta nativa americana (akebono-hirajoshi), arabian whistle, reclamos de aves, silbato de grillo, reclamo de jabalí, bramaderas, plumas de cóndor, gemshorn, ocarinas tipo asubío, koncovka, hulusi, melódica, flauta travesera.
5-ELECTRÓFONOS
Bajo eléctrico (con trastes y sin trastes), Nord Electro 5: piano, Fender Rhodes y Mellotron.


Read more...

Reviews


to write a review