Padre Diego & Gilmer Torres | Y No Estoy Solo

Go To Artist Page

Recommended if You Like
Gilmer Torres Grupo Siembra Victor Heredia

More Artists From
Peru

Other Genres You Will Love
Spiritual: Contemporary Christian Latin: General Moods: Christian
Sell your music everywhere
There are no items in your wishlist.

Y No Estoy Solo

by Padre Diego & Gilmer Torres

Segundo disco Eucarístico de Gilmer Torres y Padre Diego. Hecho realidad con la ayuda de los amigos del Grupo Siembra, Kargaligera, Los Musukos, PachAmérica, Luis Enrique Ascoy y Jhonatan Prado; una gran comunidad que contribuyó a la belleza del disco.
Genre: Spiritual: Contemporary Christian
Release Date: 

We'll ship when it's back in stock

Order now and we'll ship when it's back in stock, or enter your email below to be notified when it's back in stock.
Continue Shopping
available for download only
Share to Google +1

To listen to tracks you will need to update your browser to a recent version.

  Song Share Time Download
clip
1. No Estoy Solo
Padre Diego & Gilmer Torres
4:01 $0.99
clip
2. Desde la Cruz
Padre Diego & Gilmer Torres
5:11 $0.99
clip
3. Ya No Vivo Yo, Tú Vives en Mi
Padre Diego & Gilmer Torres
3:19 $0.99
clip
4. Agradezco a Dios
Padre Diego & Gilmer Torres
5:24 $0.99
clip
5. Así Formé Éste Pan
Padre Diego & Gilmer Torres
3:06 $0.99
clip
6. Éste, Nuestro Cuerpo
Padre Diego & Gilmer Torres
3:52 $0.99
clip
7. Caminando Borraré
Padre Diego & Gilmer Torres
3:42 $0.99
clip
8. Un Grito, Un Clamor
Padre Diego & Gilmer Torres
4:35 $0.99
clip
9. Yo No Te Olvido
Padre Diego & Gilmer Torres
3:56 $0.99
clip
10. La Eucaristía
Padre Diego & Gilmer Torres
4:11 $0.99
clip
11. Y Desde Ayer
Padre Diego & Gilmer Torres
4:04 $0.99
Downloads are available as MP3-320 files.

ABOUT THIS ALBUM


Album Notes
“... Y NO ESTOY SOLO”
Canciones para la celebración Eucarística y para la adoración

En estas dos producciones escogimos el tema de las flores porque pensamos en ellas como parte de la acción de Dios en la humanidad y en el planeta. Dios se nos da en la Eucaristía para que tengamos vida, y la tengamos en abundancia. Por eso, las flores son signo de vida porque nos traen la belleza de la creación. Con cada brillo y color de sus pétalos, nos desafían a cuidar la creación y a proteger el medio ambiente para que sigan vivas embelleciendo nuestras vidas.

No hay cultura en la humanidad que no las haya usado para sus ceremonias civiles o religiosas o simplemente para decorar sus casas y parques agregando color, belleza y paz al ambiente. Las flores no solo decoran un ambiente sino que dan la sensación de bienvenida y acogida. En su estado natural las flores alimentan la vida, da sustento a insectos y aves pequeñas que se nutren con su néctar y su polen, crean a su alrededor situaciones solidarias con la vida.

La Eucaristía es para nosotros fuente de vida, como las flores lo son para insectos y aves. En la Eucaristía encontraremos siempre el alimento bajado del cielo para nuestra salud de cuerpo y alma.

Las flores que usamos son las que menos apreciamos. Son flores de humildes y no muy bonitas, no son las que usan las revistas y portadas comerciales. Son flores con las que nos encontramos en los caminos, en los desiertos, en los jardines caseros y que muchas veces pasan desapercibidas a nuestros sentidos, como nuestros pobres.

En muchos casos esas flores pertenecen a plantas que crecen “sin permiso” como muchos de nuestros barrios en los sectores populares. Son flores comunes que cuando se las observa bien y de cerca tienen una belleza impresionante, lo mismo que nuestros pobres y marginados. En esas flores simples y sencillas, como en nuestros pobres; es que encontramos lo maravilloso de la creación de un Dios que ama todo en todos y que quiere que sea compartido por todos/as.

Porque Dios no es un Dios solo, es un Enmanuel, un Dios que quiere quedarse con nosotros. Gilmer lo expresa muy bien es estas líneas:

NO ESTOY SOLO PORQUE TÚ ESTÁS CONMIGO

A mis amigos y amigas les debo la amistad
porque nunca estuve solo.

A mis amigos y amigas les debo la solidaridad
porque sus brazos se juntaron a los míos.

A mis amigos y amigas les debo la belleza
porque sus palabras y gestos embellecieron mi vida.

A mis amigos y amigas les debo el perdón
porque mantuvieron siempre abierto mi corazón.

Son muchos y muchas y están de pie:
clamando, dando ánimo y esperanza,
acariciando el futuro de sueños realizados.

Read more...

Reviews


to write a review