Paola Gamberale Trío | Pulso en Sed

Go To Artist Page

Album Links
Página Web Paola Gamberale G+ Paola Gamberale Twitter Paola Gamberale Facebook Paola Gamberale YouTube Paola Gamberale

More Artists From
Argentina

Other Genres You Will Love
World: South American Jazz: World Fusion Moods: Solo Female Artist
Sell your music everywhere
There are no items in your wishlist.

Pulso en Sed

by Paola Gamberale Trío

Compositora, Cantante y Guitarrista Argentina. Canción de Autor. Música con el Alma Despierta y el Corazón Contento.
Genre: World: South American
Release Date: 

We'll ship when it's back in stock

Order now and we'll ship when it's back in stock, or enter your email below to be notified when it's back in stock.
Continue Shopping
available for download only
Share to Google +1

To listen to tracks you will need to update your browser to a recent version.

  Song Share Time Download
1. Nada Queda
3:33 $0.99
2. Corrés y Nada Más
6:01 $0.99
3. Desencuentros
5:49 $0.99
4. Las Corrientes
4:08 $0.99
5. Detrás del Mar
4:25 $0.99
6. Si Acaso el Cielo...
2:59 $0.99
7. Hombres de Metal
4:34 $0.99
8. Conjuro de Sal
3:19 $0.99
9. En la Quietud
4:32 $0.99
10. Despertar
3:38 $0.99
11. Plegarias de la Tierra
3:32 $0.99
12. Ojos de Miel
4:24 $0.99
Downloads are available as MP3-320 files.

ABOUT THIS ALBUM


Album Notes
Pulso en Sed es el primer disco solista de Paola Gamberale.
Un disco de doce canciones en donde se logra escuchar su búsqueda musical, la cantautora realiza y produce este primer disco con mucha identidad, dedicación y frescura.
El pilar de Pulso en Sed es un Trío sólido y con groove. Diego Neder en Bajo, Claudio Risso en Batería y Paola Gamberale en Guitarra y Voz. Intervinieron como invitados el contrabajista Pablo Tozzi, el guitarrista Guillermo Capocci y la cantante Inés Bayala.

Artistas Canción por Canción:

01 – Nada Queda
Paola Gamberale, guitarra y voz.
Diego Neder, bajo.
Claudio Risso, batería y octapad.
Inés Bayala, coros.

02 – Corrés y Nada Más
Paola Gamberale, guitarra y voz.
Diego Neder, bajo.
Claudio Risso, batería y octapad.

03 - Desencuentros
Paola Gamberale, guitarra y voz.
Diego Neder, bajo.
Claudio Risso, batería y octapad.

04 – Las Corrientes
Paola Gamberale, guitarra y voz.
Pablo Tozzi, contrabajo.

05 – Detrás del Mar
Paola Gamberale, guitarra y voz.
Diego Neder, bajo.
Claudio Risso, batería y octapad.
Inés Bayala, coros.

06 – Si Acaso el Cielo…
Paola Gamberale, voz.
Diego Neder, bajo.
Claudio Risso, batería y octapad.
Guillermo Capocci, guitarra.

07 – Hombres de Metal
Paola Gamberale, guitarra y voz.
Diego Neder, bajo.
Claudio Risso, batería y octapad.
Guillermo Capocci, guitarra.

08 - Conjuro de Sal
Paola Gamberale, guitarra y voz.
Diego Neder, bajo.
Claudio Risso, batería.
Inés Bayala, coros.

09 – En la Quietud
Paola Gamberale, guitarra y voz.
Pablo Tozzi, contrabajo.
Claudio Risso, batería.

10 - Despertar
Paola Gamberale, guitarra y voz.
Diego Neder, bajo.
Claudio Risso, batería.
Pablo Tozzi, arco/contrabajo.

11 – Plegarias de la Tierra
Paola Gamberale, guitarra, voz y palmas.
Diego Neder, bajo.
Claudio Risso, batería, octapad y palmas.
Inés Bayala, coros.

12 – Ojos de Miel
Paola Gamberale, guitarra y coros.
Pablo Tozzi, contrabajo.
Inés Bayala, voz.

Ficha Técnica
Todas las canciones pertenecen a Paola Gamberale excepto Ojos de Miel, Música: Paola Gamberale, Letra: Paola Gamberale-Inés Bayala
Los músicos que participaron en Hado aportaron creativamente sus arreglos.
Grabado en Buenos Aires, Argentina entre 2002 y 2003 en La Rosca Estudio
Ingeniero de grabación: Ernesto Carro
Producción Ejecutiva y Artística: Paola Gamberale.
Diseño: Diego Mourelos
Fotografías: Pablo Mehanna
Maquillaje: Emiliana de Medio

PRENSA:

CRÍTICA| PULSO EN SED
Mauro Apicella | LA NACION
DOMINGO 2 DE NOVIEMBRE DE 2003

Pulso en sed Paola Gamberale Trío
Nada queda, Corrés y nada más, Desencuentros, Las corrientes, Detrás del mar, Si acaso el cielo..., Hombre de metal, y otros (Independiente).
Escribe las letras, compone las músicas, canta, toca y produce el disco. Su universo se completa con dos socios -Claudio Risso en batería y Diego Neder en bajo-, un par de invitados y canciones construidas desde una concepción que no es original, pero casi excepcional en esta época. Porque buena parte de su repertorio tranquilamente podría integrar una batea de música pop o la lista de un musicalizador de radio. Pero si no se trata de un disco del montón es por el refinamiento de los arreglos y la interpretación. Paola Gamberale consigue un atractivo equilibrio entre las frases sencillas, livianas, y las formas que puede traer de la fusión, el jazz u otros ritmos. De ahí sale este material de finísima factura donde la elaboración instrumental -no faltará algo que la acerque a la bossa, al folklore argentino, a un scat jazzístico- está provista de gran frescura. Hay que escuchar su música.


CRÍTICA| PULSO EN SED
Pablo Vazquez | DIARIO POPULAR
MARTES 20 DE ENERO DE 2004

Entre la luz y el fuego, Paola Gamberale presenta su íntimo universo en Pulso en Sed, un disco que la revela como una autora que va encontrando un tono propio y como una intérprete que no se cierra a la búsqueda. Con doce temas suyos la artista nucleada en el Encuentro de músicos independientes rioplatenses deja su sello en el género de la canción sin clichés, un casillero que en el apartado femenino no le sobran representantes.
La capacidad para alumbrar canciones no trilladas aparece por ejemplo en Nada Queda, el tema que abre la placa y que ya da indicios sobre las armonías y las sutilezas de arreglos que se encontrarán a lo largo de todo el trabajo. Hurgando en las complejidades del amor, sus idas, vueltas y contradicciones, Gamberale se muestra urgida a combatir la nada y a encontrar la pasión que quema y, al mismo tiempo, la calma y la claridad en un mundo sin certezas. Esta inclinación a las verdades tan solo relativas orienta la música (con toques jazzeros y climas brasileños) a un liviano devenir, de sonido contemporáneo pero personal.


NOTA | DIARIO POPULAR
El dulce vértigo de Paola Gamberale
Madaz
NOVIEMBRE 2003

“La música es un juego” dice Paola Gamberale y se termina de iluminar esa onda tan brasileña, relajada, que corre por su arte y por su forma de moverse por el mundo. La cantante y autora se toma tan en serio el concepto lúdico del arte que va a presentar su primer y flamante disco en un formato diferente al que fue grabado. La idea de libertad ya está presente en el título del álbum Pulso en sed que la interprete eligió porque da la sensación de vitalidad y movimiento. En vivo el grupo estará integrado por Paola en guitarra y voz, Pablo Tozzi en contrabajo y voz, y Claudio Risso en batería y voz, un Trío Acústico que según cuenta Gamberale, hará arreglos distintos a los registrados.
Paola tocara el martes a las 20.30 en el teatro Presidente Alvear (Corrientes 1659) en una velada que compartirá con Botellas al Río de la Plata agrupación que mostrara los temas de su compacto Canciones Rioplatenses en un recital que marcara su despedida.
“Con el trio acústico no nos atamos a arreglos férreamente definidos que le quitan espontaneidad -explica Gamberale-. Preferimos jugar, dejar que todo fluya según estamos ese día. Cada uno tiene a fuego la estructura de la canción, pero a partir de ahí nos abrimos a la improvisación.”
Para la artista que no esta interesada en encontrar un rótulo a su música, la placa en particular y su propuesta en general está “atravesada por la búsqueda de un lenguaje propio”.
Pero lejos de inquietarse por no haber terminado de definir un estilo o de apurarse por llegar a destino, disfruta de los hallazgos parciales y del dulce vértigo de tirarse a la pileta en cada paso.

NOTA | DIARIO INFOBAE
Pongamos que hablan de Buenos Aires
Oscar Muñoz
MARTES 4 DE NOVIEMBRE DE 2003

Hoy presentan sendos discos en un concierto compartido en Teatro Presidente Alvear.
Dicen que son de la avanzada visible de una movida subterránea que viene poniéndole música y letra a la Buenos Aires actual. Desde el tango y la milonga, pero dejando colar también elementos del jazz y ritmos brasileños. Como una gran acuarela acústica.
Paola Gamberale, compositora y vocalista del trío que lleva su nombre, y Ricardo Bottaro, guitarra, voz y percusión del grupo Botellas al Rio de la Plata, coincidirán hoy en un escenario, como vienen haciéndolo desde hace años en la propuesta de musicalizar este presente urbano. Será en la presentación de sus discos, Pulso en Sed y Canciones Rioplatenses, en el Teatro Presidente Alvear.
Trabajados desde la independencia artística y comercial, ambos compactos son el resultado de la suma de esfuerzos y de la capacidad para superar limitaciones. En el caso de estas Canciones que se proponen “rioplatenses”, se extraña la presencia de un bandoneón. Pero en Milonga del desconfiao, Bottaro se las ingenió recurriendo a la armónica. Me lleve el solo en el bolsillo, ironiza este músico de trajinada existencia, que tanto puede abordar un material de covers para un ciclo en un pub como componer sus propios temas en colaboración con David Sotelo, el otro líder de la agrupación.
A Paola, el desafío de contar su ciudad la remite a sus vivencias y a sus gustos musicales. Escribo mucho, después cuanto me siento a componer, voy buscando la forma que mejor se adapte a los textos. Su Pulso en Sed es buen resumen de esta búsqueda minimalista. “Una vez no pudimos contar con el baterista (Claudio Risso) – recuerda – y salimos el contrabajista (Pablo Tozzi) y yo. En esta ínfima expresión instrumental, Paola encuentra “el aire que necesita esta música”; y a partir de la estructura aparentemente simple de la canción, el trío adopta “un lenguaje ligado a la libertad del jazz”.
Gamberale y Botellas se han cruzado en distintos ciclos, pero hoy será la primera vez que alternarán en un mismo escenario. Un espacio de encuentro que refleja el espíritu de su música, que viene y va, de una orilla a la otra de un mismo río.

NOTA | LA NACION
Una muchacha y una guitarra para poder cantar
Mauro Apicella | LA NACION
MIÉRCOLES 09 DE ENERO DE 2008

Tal vez hace unos cuantos años Cecilia Zabala y Loli Molina no se hubieran imaginado que luego de una formación académica de guitarra terminarían andando (cada una por su lado) por el terreno de la canción. Por ahí, por la canción, andaba Paola Gamberale, quien quiso explorar un poco más las posibilidades de su guitarra (con profesores como Edgardo Cardozo, Gustavo Mozzi y Gustavo Sadofschi) para enriquecer su música.
Están en momentos distintos de sus carreras (Zabala pone su importante bagaje guitarrístico al servicio de su disco solista Aguaribay , Gamberale está grabando su segundo CD al frente de su grupo y Molina está preproduciendo su primer álbum). Sin embargo, hay en los trabajos de las tres puntos de contacto que les permiten sentarse a conversar sobre la búsqueda de una canción que no pretende ser complicada (todo lo contrario), sino más elaborada que lo que puede sonar en alta rotación radial.
"Hacer canciones implica todo. Trabajo mucho desde la guitarra. Es el núcleo de algo que luego no va a estar atomizado", dice Gamberale. "Yo siento que en el último tiempo tuve el acercamiento a la palabra -aporta Zabala-. Y tal vez en mi disco con Alvarez [Halo de luz se llama y es de guitarra, flauta y voces] no tenía tanta importancia. Quizás en ese momento jugaba sólo con la música. Pero siempre me pareció importante la palabra como medio de comunicación. Me gusta jugar con la palabra, con la música y con el silencio. Porque combinados dicen mucho."
En la escena actual, los espacios para tocar y cantar y las posibilidades de subir la música a una página de Internet permiten que el músico no esté tan pendiente de acceder a los mecanismos más convencionales de difusión y de publicación de discos. "Aunque los espacios siguen faltando. Hay mucha producción y muy buena que tiene que ver con lo que nosotros hacemos. Eso lleva a que haya gente que tenga ganas de escuchar lo que hacemos", dice Zabala.
Loli Molina fue amadrinada por Juana Molina (lo del apellido es casualidad, porque no encontraron ningún parentesco), pero con algunos shows y la música que subió a una página web hizo que su proyecto se pusiera en marcha. "Vengo de lugares rarísimos. Te doy un ejemplo. A Cecilia la conozco del ambiente de los guitarristas. Porque yo pensaba que iba a ser concertista y en una época estudiaba para eso. Mucha técnica y repertorio. Pero siempre canté y de golpe me encontré haciendo canciones, porque era una manera muy natural mía. Creo que conjugaba lo que había estudiado y esto nuevo que aparecía. Era natural y la conjunción de muchos mundos. Esto me fue llevando al lugar que tenía que ser. De las obras difíciles que tocaba empezaron a salir arpegios que me gustaban y arriba de eso, una melodía. Creo que lo que tenemos las tres es una formación seria y estructurada. A partir de eso pudimos desarmar y transformar en otra cosa. Me parece que tenemos ese plus. Ceci tiene cosas muy elaboradas y encima de eso canta. No es sólo tocar una canción y acompañarnos, aunque eso también sea muy válido."
"Yo me veo reflejada en el caso de Loli -dice Cecilia-. Porque también cantaba desde chica. Creo que ésa es la parte más lúdica. Lo menos pensado. Me gusta la combinación de lo analizado y de lo azaroso. Me parece que todos vamos en busca de lo simple y esencial. Cada uno va atravesando diferentes caminos. Yo lo puedo ver desde mis comienzos, cuando empecé a componer. Uno pone toda la carne al asador. Después va aprendiendo a encontrar la esencia."
A pulso
Algo de eso hay en el trabajo de Gamberale. Se puede pensar que su disco Pulso en sed , grabado hace cuatro años, está atravesado por una canción pop de sonido eléctrico y arreglos más elaborados que los que se escuchan en general. Con los años fue buscando un sonido más acústico y natural, sin abandonar el formato de trío o a veces sólo con su guitarra.
"Creo mucho en esto de ir despojándose. Hay etapas y tiempos distintos. Componer es para la etapa del pleno juego, puramente intuitivo, para expresar lo que uno quiere con la palabra y la música. Después viene el armado con los chicos. Ahora estoy grabando con Pablo Tozzi (contrabajo) y con Gustavo Alvarez (batería). Las canciones tienen que ver con esto. Con algo mío y después con darles a ellos la libertad de trabajar. En definitiva, como no les escribo lo que ellos hacen es una composición en conjunto. Musicalmente hay un camino que se va haciendo más abierto y sencillo."
Para quienes tengan ganas de escucharlas, Cecilia Zabala publicó junto con el flautista Emiliano Alvarez el disco Halo de luz, y hace un par de meses, como solista, Aguaribay, con obras propias y piezas de raíz folklórica de otros autores. En sus recitales, que son muy frecuentes últimamente, también interpreta temas todavía no registrados, que piensa grabar en un próximo álbum. "En 2007 me di el gusto de invitar a mucha gente a tocar y cantar", agrega.
Loli Molina está definiendo la edición de su primer trabajo a través de una compañía discográfica. "Están interesados en la naturaleza del proyecto. La premisa es respetarlo como es. El material ya está todo." Durante 2007 al menos una vez al mes se la pudo escuchar en algunos locales porteños. Ya está pensando en un ciclo de recitales entre febrero y marzo, mientras avanza su proyecto discográfico. "Mi idea es tocar, tocar y tocar. Para eso estamos los músicos."
Como ya pasó un buen tiempo de la publicación de Pulso en sed , Paola Gamberale está grabando lentamente pero sin pausa el nuevo disco, Hado . "Lo mío viene bien. Pero me tomo las cosas con tranquilidad. Empezamos a grabar, la primera etapa está hecha. Ahora vienen los invitados. La idea es poder tener el disco listo para marzo o abril. Lo disfruto porque no tengo una discográfica que me apriete. Es muy artesanal y con corazón. Por eso no tengo apuro. Uno dispone pero, después, te dejas llevar. Si vas a contrapelo, no va."
Además, a las tres les ha tocado una época en la que el músico puede prescindir de terceros para producir y el público tiene más avidez de cosas nuevas. "Hay algo que es inevitable. Internet es todo -dice Loli-. Odio tener que adjudicarle esto pero yo no tengo un disco, sólo cuatro demos subidos y están pasando cosas. Estamos todos conectados, cada uno arma su círculo. Y hay conciencia que de que la forma más genuina de publicidad es el boca a boca."

NOTA | PAGINA 12 |LAS 12
Muchas Muchachas
VIERNES, 9 DE ENERO DE 2009
Fuerza natural
“Hado” es una fuerza desconocida que, según parece, obra irresistiblemente sobre dioses, hombres y sucesos. Hado es también el título del segundo disco de Paola Gamberale, que saldrá en abril para encantar, quizá, como potencia ignota. “Es música de Buenos Aires; no es netamente folklore, ni jazz, ni música brasilera. Pero está todo presente”, explica la artista que pide el regreso a las bateas del género “Canción”, donde acomoda su estilo.
En sus temas, la conexión natural queda expuesta en lo temático y musical. “De chica iba con mi familia a nuestra quinta del partido de Merlo y me la pasaba subida a los árboles. Hoy veo un pajarito... ¡y me vuelvo loca! Tengo esos fanatismos”, asegura la cantante y docente de canto y música.
Su madre fue una de sus influencias musicales más fuertes. Aunque odontóloga, tocaba la guitarra, folklore, y Paola escuchaba con atención. Por eso, y a modo de homenaje, la hará participar de su nuevo material, donde mamá Gamberale leerá parte de un poema de Fernando Pessoa.
“Todos podemos ser canales. Mi manera es con la música”, remata la chica de la voz y la guitarra, mientras la naturaleza la invade: “Tiene una llegada muy profunda a mi centro. Y eso llena mis letras. Es mi veta. Una veta muy sincera”.


NOTA | LA NACION
Paola Gamberale vuelve a apostar por el trío
Mauro Apicella | LA NACION
MARTES 13 DE ENERO DE 2015

Verano porteño, tiempo-lugar del que uno quiere escapara hacia la playa o la montaña; o momento del año y escenario conocido, habitual, que se elige para comenzar o recomenzar algún proyecto. La cantante Paola Gamberale elige retomar su proyecto en trío. 2015 es el año para eso. El primer paso es juntarse con uno de los músicos, el contrabajista, compositor y cantante Pablo Tozzi, para un concierto que dará el sábado en la Casa Nacional del Bicentenario. El segundo paso será que se reunan con el baterista y chelista Gustavo Álvarez, los tres, para empezar a trazar el rumbo de sus nuevas composiciones.
Paola tiene en su haber dos muy bellas producciones discográficas, Pulso en Sed (2003) y Hado (2009). El próximo vendrá una vez que las canciones estén bien asentadas en el sonido del trío, que, según adelanta la cantante, va hacia un algo más acústico.
Paola trabaja sin prisa. Incluso, hace algunos años tomó distancia de los escenarios. Algunas situaciones personales la llevaron a hacer un impasse: "No tengo apuro con los discos. En 2010 dejé de tocar con el trío. En realidad, dejé de tocar y cantar por un tiempo. Necesitaba callarme un poco. Sentí que era natural el silencio. Intento escucharme bastante. Dejo que las cosas ocurran. Me dediqué a estudiar para seguir enseñando", dice Gamberale, que es docente en el Instituto Vocacional de Arte Labardén y en la Escuela de Música Popular de Avellaneda.
"Recién en 2012 volví a tocar sola, con la viola. Empecé a conectarme con el «vivo» y con el público. Además, en ese momento Lorena Astudillo armó el proyecto que compartimos con Cecilia Gauna, Claudia Levy y Dorita Chávez. Lorena luego se fue, porque había publicado su nuevo disco solista. Pero nosotras, como Círculo de Brujas, seguimos. Fuimos cambiando el repertorio y el formato. Empezamos con instrumentistas invitados. El año pasado sólo estuvimos nosotras. La idea es cambiar cada año. Nos llevamos bien en el escenario y nos reímos mucho. Cada una tiene su carrera solista, por eso éste es un espacio de juego, de intervenir en las canciones de la otra. Y eso lo hace diverso. La gente la pasa bien."
Este año sigue con el proyecto Circulo de Brujas, pero también se concentra en su camino personal. Con Tozzi tiene una amistad de hace mucho tiempo y tocan juntos desde hace 12 años. En el próximo conciertos interpretarán músicas de los dos discos de Paola y se animará con alguna novedad, dentro de este ciclo denominado Amores cantados que también tendrá, todos los sábados, hasta finales de febrero, a Dorita Chávez, Mariana Torres, Mónica Abraham, Beto Caletti, Sandra Márquez, Lorena Astudillo y Lidia Barroso con Lucho González.
"Creo que entre el primer disco y el segundo hay un abismo. Y muchos años. Lo mismo está sucediendo con las canciones de ahora. Hay un hilo conductor que soy yo y lo que a mi me atraviesa: la naturaleza, la observación de cómo nos sentimos en la sociedad en la que vivimos. Lo que va madurando o cambiando es el formato de la música. O el modo de decirla. Uno profundiza en la mirada propia. Eso, inevitablemente, se transmite a la canción. Uno escribe sobre lo que le ocurre, siente o percibe. Cuando cambia el formato cambia el modo de decir. Juntarme con Pablo [Tozzi] es un placer. Contrabajo, guitarra y voz. Aunque las canciones nacieron de otra manera, lo que hacemos tiene una identidad. No median mucho las palabras. Es más bien intuitivo. El desafío es el afuera; no la música. Cómo hacer para que el otro esté ávido de escuchar esto."


CRÍTICA | HADO
Alejandro Simonazzi
Sonidos Revueltos |Revuelto Gramajo | FM La Tribu

Una de las definiciones de hado dice que se trata de la fuerza que rige el destino de las personas. Si de algo no deja dudas este disco es que el destino -regido o buscado, como se prefiera- de Paola Gamberale es transitar la canción, esa que nace de la intimidad del artista y su instrumento en este caso la guitarra. Estas canciones renacen artísticamente cuando Paola las entrega a los músicos dando un espacio de libertad que se traduce en un aporte musical más que interesante. Pablo Tozzi en contrabajo y voz, y Gustavo Alvarez en batería y cello (si leyo bien), completan el trio sólido y muy amable al oído. Los invitados hacen aún más bello este segundo disco de Paola Gamberale (Mono Fontana, Alejandro Manzoni, Diego de la Zerda, Facundo Guevara, entre otros).

Además, a las tres les ha tocado una época en la que el músico puede prescindir de terceros para producir y el público tiene más avidez de cosas nuevas. "Hay algo que es inevitable. Internet es todo -dice Loli-. Odio tener que adjudicarle esto pero yo no tengo un disco, sólo cuatro demos subidos y están pasando cosas. Estamos todos conectados, cada uno arma su círculo. Y hay conciencia que de que la forma más genuina de publicidad es el boca a boca."

Read more...

Reviews


to write a review